Últimas Noticias

CaixaBank Dualiza, la FP para reducir las desigualdades

La Formación Profesional (FP) es clave para el futuro del país. Más aún en su modalidad dual, en la que el joven combina su aprendizaje en el centro de formación y en la empresa. Es decir, no sólo se aprende con la teoría, sino también enfrentándose a la realidad de la compañía. Ese es, precisamente, uno de sus frutos: se forma a futuros trabajadores para cubrir la demanda del mercado laboral. Con ese fin nació CaixaBank Dualiza, un proyecto que desde hace seis años mantiene el espíritu de apoyar a todos los agentes implicados en el desarrollo de la FP Dual: alumnos, empresas y docentes. Y es que la formación es la mejor herramienta para lograr una sociedad más justa y en la que se reduzcan las desigualdades.  

CaixaBank Dualiza nace de la inquietud de hacer frente a dos de los problemas más graves que hay en España: el paro juvenil y la falta de talento y competitividad en las empresas. Su convocatoria de ayudas va dirigida a aquellos centros educativos dispuestos a presentar ideas innovadoras y sostenibles con las que facilitar a sus alumnos a aprender en las aulas, pero también a aterrizar más pronto que tarde en un mundo laboral en constante evolución. Así lo ha explicado Ricardo Guillem, coordinador territorial de CaixaBank Dualiza.

La conexión entre el aula y la empresa

Si algo ha demostrado la experiencia en otros países como Alemania –donde la FP Dual está a la orden del día– es que el mundo educativo y el empresarial deben complementarse. Pues es el mejor modo de, por un lado, facilitar el acceso laboral a quienes lo cursan y, por otro, de responder a las necesidades laborales de las empresas.

Ricard Guillem Guillem, coordinador territorial de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares de CAIXABANK Dualiza / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Las actividades impulsadas por CaixaBank Dualiza llegan cada día a más compañías y, hoy por hoy, han participado más de 21.000 estudiantes. También en Cataluña, algunos de los cuales forman parte del Instituto Bonanova, Instituto Joan Brossa, Instituto Náutico de Barcelona y el Instituto Cal·lípolis de Tarragona.

La sanidad, la familia más demandada

En una mesa redonda organizada por Crónica Global, los coordinadores de estos proyectos han explicado las iniciativas con las que han formado parte de una o más convocatorias de CaixaBank Dualiza en distintos sectores. Entre ellos el sanitario, que se erige como la familia profesional más elegida en Cataluña.

Caixabank Dualiza / Luis Miguel Añón

Mireia Latre, directora del Instituto Náutico de Barcelona / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

En primer lugar, la coordinadora del área de Laboratorios y Farmacia del Instituto Bonanova de Barcelona, Cristina Corzo, ha sido la encargada de liderar la conexión de dos herramientas imprescindibles en el área para el diagnóstico. Esas son un microscopio virtual que permite analizar imágenes de citologías y un hospital virtual que permite a los estudiantes situarse en un entorno simulado. De esta forma, los alumnos de laboratorio entienden que, detrás de cada muestra, hay un paciente con nombre y apellidos y con un historial que se debe analizar.

Convertir problemas en oportunidades

En segundo lugar, Carme Prades, coordinadora pedagógica del Instituto Cal·lípolis de Tarragona, ha sido una de las elegidas para participar en la convocatoria de CaixaBank Dualiza. Tal y como explica la docente, su proyecto nació tras la detección de dos problemas. Por un lado, de la falta de tiempo de los profesionales de los hospitales para formar a los alumnos en prácticas en las distintas maquinarias en un contexto de pandemia en que los centros estaban colapsados. Por otro, de la necesidad de renovar los aparatos en el centro educativo obsoletos por el paso del tiempo.

Cuando el equipo directivo detectó estos dos riesgos se puso manos a la obra. Y el mejor recurso fue CaixaBank Dualiza, que le dio la oportunidad de desarrollar dos salas virtuales de imagen para el diagnóstico. Una de rayos X convencionales y otra de resonancia, de manera que el alumno sólo necesita unos óculos y unos joysticks para moverse en una realidad virtual sin necesidad de requerir un gran espacio. De esta forma, logran aprender a través de un juego y, a su vez, las empresas reciben trabajadores preparados también en ese ámbito.

Caixabank Dualiza / Luis Miguel Añón

Cristina Corzo, coordinadora del área de Laboratorios y Farmacia del Instituto Bonanova de Barcelona / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Un fondo social

Gustavo Varella es el coordinador de Formación Profesional del Instituto Joan Brossa de Barcelona y también ha colaborado en conectar a sus alumnos con las empresas del motor, que solicitaban personal cualificado en automoción con competencias digitales.

Pero en CaixaBank Dualiza también hay cabida para proyectos con fondo social, como el impulsado por el Instituto Náutico de Barcelona, llamado Velas por el alzheimer. Su objetivo es que los estudiantes aprendiesen a rehabilitar una embarcación que estaba para el desguace con productos innovadores y sostenibles, y que acabó en manos de la principal asociación que lucha contra esta enfermedad. La nave ha permitido a estas personas acercarse al mar, explica la directora del centro, Mireia Latre.

¿Qué gana la empresa?

Todos estos proyectos evidencian la necesidad de que existan recursos como CaixaBank Dualiza, muy importantes para potenciar la FP. Sobre todo, teniendo en cuenta que una de cada cuatro ofertas de empleo va dirigida a titulados en grado superior y una de cada cinco, en grado medio, según datos del Observatorio de la FP.

Caixabank Dualiza / Luis Miguel Añón

Gustavo Varella, coordinador de FP del Instituto Joan Brossa de Barcelona  / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Así, no es sólo el alumno el que sale beneficiado con una entrada más temprana y exitosa al mercado laboral, también la empresa, que verá mejorada su competitividad. Algo que, hoy por hoy, es un reto pendiente, pues los directivos deben entender que “cada vez van a necesitar personas con más talento” y éste solo se logra con formación. “La empresa no puede esperar a que mañana aparezca, sino que tiene que adelantarse y transmitir lo que necesita”, explica el dirigente de la entidad.

No cabe duda de que difícilmente se podrá tener a trabajadores del futuro y del presente bien preparados si se desconocen las tendencias. Por eso, el diálogo entre la empresa y la educación es del todo imprescindible y beneficioso.

Igualdad de oportunidades

Asimismo, potenciar la formación también debe ir acompañado de una inyección del inglés en las aulas. Los docentes coinciden en la necesidad de que la Administración tenga un papel más activo e impulse más horas de esta lengua en los ciclos de formación profesional con tal de que los alumnos salgan igual de preparados que los que optan por una carrera universitaria.

Caixabank Dualiza / Luis Miguel Añón

Carme Prades, coordinadora pedagógica del Instituto Calípolis de Tarragona  / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Pero la FP es también una alternativa para ayudar a cualificar a los que no lo están. Cabe recordar que la última cifra disponible sitúa a Cataluña en el 13,17% de ninis –personas que ni estudian ni trabajan–, de los que el 12,05% son mujeres y el 14,21, hombres.

Para todos ellos, la Formación Profesional es la mejor vía para garantizar la igualdad de oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *