febrero 8, 2023

Centroamérica, mayor minera ante cierre por disputa fiscal

Centroamérica, mayor minera ante cierre por disputa fiscal. La mayor minera de Centroamérica, ubicada en Panamá, a cargo de First Quantum Minerals corre riesgo de cierre por situación impositiva.

Centroamérica minera cierre

Elevándose a través de la exuberante vegetación de la costa caribeña de Panamá, una chimenea de 125 metros sirve como faro para los helicópteros que se acercan a la mina más grande de América Central, que enfrenta el cierre la próxima semana debido a una disputa contractual.

Gigantescos camiones de 400 toneladas serpentean lentamente alrededor de las laderas escalonadas de una enorme brecha en la tierra de un kilómetro de ancho, el ocre y el gris de la mina de cobre contrastan con la verde jungla que la rodea.

La actividad podría detenerse costosamente en cuestión de días.

El gigante minero canadiense First Quantum Minerals tiene hasta el próximo miércoles para firmar un nuevo contrato con el gobierno, que exige que la empresa multiplique por 10 los impuestos que paga.

Si las partes no se ponen de acuerdo, el desencuentro podría paralizar las obras de un proyecto minero considerado la mayor inversión privada en la historia de Panamá, que aporta el cuatro por ciento del PIB del país y el 75 por ciento de los ingresos por exportaciones.

«Nos dieron como fecha límite para firmar el nuevo contrato el 14 de diciembre, para aceptar los nuevos términos», dijo a la AFP el gerente de First Quantum en Panamá, Keith Green, quien es escocés.

«Tenemos la intención de llegar a un acuerdo, pero las negociaciones están un poco estancadas», agregó.

Cobre

First Quantum, una de las mineras de cobre más grandes del mundo, comenzó la producción comercial de cobre en el sitio en Donoso en 2019, a través de su subsidiaria Minera Panamá.

Ha gastado 10.000 millones de dólares en movimiento de tierras, construcción de edificios para albergar a más de 7.000 empleados, compra de maquinaria pesada, planta eléctrica, puerto para buques mercantes de gran calado, vías de acceso y planes de reforestación.

El presidente Laurentino Cortizo anunció en enero planes para endurecer las condiciones de la licencia minera, con un nuevo contrato que obligaría a la minera a pagar «al menos» $375 millones anuales a Panamá, diez veces lo que paga actualmente.

“Panamá tiene el derecho irrenunciable de recibir ingresos justos por la extracción de sus recursos minerales, porque el cobre es panameño”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *