Chile, memorial y centro de documentación en ex Colonia Dignidad. Corporación privada sin fines de lucro en Chile prepara construcción de memorial y centro de documentación en ex Colonia Dignidad.

Chile memorial Colonia Dignidad

Representantes del gobierno de Chile presentaron lineamientos en Berlín en el marco de la XI reunión de la “Comisión Mixta Chileno-Alemana para el trámite de Colonia Dignidad y la integración de las víctimas a la sociedad”.

Según un comunicado conjunto de los dos gobiernos, esta instalación debe involucrar a todos los grupos de víctimas y organizaciones de la sociedad civil y también desarrollar propuestas para la situación de las personas que viven actualmente en el sitio.

La parte alemana apoya estos planes, que pretenden acelerar la construcción de un sitio conmemorativo y de documentación, y examinará las posibilidades de participación financiera, según el comunicado.

El jefe del departamento de derechos humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, Tomás Pascual, dijo después de la reunión de la comisión: “Aclararemos rápidamente qué forma de organización es más capaz de resolver las tareas complejas y luego aclararemos las posibilidades de participación alemana”.

Según Pascual, la instalación a crear podría basarse en un concepto de sitio de memoria, documentación y educación que expertos alemanes y chilenos ya habían creado en 2021 en nombre de la “Comisión Mixta”.

Educación

“Un sitio conmemorativo y educativo en la Ex Colonia Dignidad debe cumplir tres funciones”, dice Jens-Christian Wagner, director de la Buchenwald and Mittelbau-Dora Memorials Foundation, es uno de los autores del concepto de memorial. “En primer lugar, una función conmemorativa, es decir, se debe recordar a los distintos grupos de víctimas. En segundo lugar, una función documental, lo que significa que las pruebas de los delitos allí cometidos deben documentarse, conservarse y explicarse en exposiciones”.

El tercer componente, la función educativa, es un concepto de exposiciones descentralizadas “en las que se recuerda a los diferentes grupos de víctimas en los lugares históricos relevantes”, dice Wagner. Además de las víctimas de torturas, asesinatos y desapariciones forzadas en el sitio durante la dictadura de Pinochet (1973 a 1990), también se incluyen chilenos de los alrededores y residentes alemanes del asentamiento que fueron sometidos a trabajos forzados y violencia sexual.

La miembro del Bundestag Renate Künast (Verdes) también considera que el establecimiento de una fundación o una asociación patrocinadora es un tema clave. De ello depende la posibilidad de financiamiento con fondos de los gobiernos de Alemania y Chile. Sobre todo, es crucial la clarificación de la propiedad del sitio y de los edificios que han sido colocados bajo la protección del monumento y que pasarán a formar parte del memorial.

Hay diferentes vías legales. Se podría hacer una expropiación”, pero eso es complicado y largo, enfatiza Künast. “Pero también puedes intentar encontrar una solución amistosa”. Para los residentes de hoy, se debe aclarar dónde pueden encontrar un espacio adecuado para vivir a largo plazo. Además, el poder judicial chileno continúa examinando el sitio en busca de rastros de personas desaparecidas, lo que, por supuesto, también debe tenerse en cuenta durante las conversiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *