Nacional

Chile, tribunal en Francia retrasa apelación de Nicolás Zepeda

Chile, tribunal en Francia retrasa apelación de Nicolás Zepeda. Tribunal de Francia concedió solicitud para retrasar la apelación de Nicolás Zepeda, estudiante de Chile condenado por asesinato.

Chile Francia Nicolás Zepeda

Nicolás Zepeda, el estudiante de Chile condenado en Francia por el asesinato en 2016 de su ex novia japonesa Narumi Kurosaki, accedió a pedido de retraso de su apelación, luego que su abogado fuera cambiado en el último momento.

Francois Arnaud, presidente del tribunal de Vesoul, en el este de Francia, no dio una fecha para la última sesión y aceptó los argumentos de los nuevos representantes de Zepeda de que necesitaban más tiempo para leer miles de páginas de expedientes.

La audiencia de apelación había sido suspendida el martes, su primer día, ya que el abogado de Zepeda le dijo al presidente del tribunal que había sido despedido y el chileno nombró uno nuevo.

«Quiero un juicio real», dijo el acusado de 32 años al jurado en ese momento.

El jueves, Zepeda agregó que «no despidí al señor (Antoine) Vey», como había dicho su anterior abogado ante el tribunal, diciendo que «no soy responsable de esta situación».

La madre de Kurosaki y sus dos hermanas, que habían viajado desde Japón para asistir a las audiencias de apelación, rompieron a llorar en la sala del tribunal ante la noticia de la suspensión.

Su representante, Sylvie Galley, dijo que los acusados los habían «tomado como rehenes».

Nuevo defensor

El nuevo defensor de Zepeda, Renaud Portejoie, pidió un nuevo turno a «principios de otoño» para la audiencia de apelación.

Zepeda fue sentenciado en abril del año pasado a 28 años de cárcel por el asesinato de Kurosaki, entonces de 21 años, en diciembre de 2016.

Kurosaki, un estudiante becado, llegó a la ciudad de Besancon, en el este de Francia, ese verano para aprender francés. Desapareció el 4 de diciembre.

Zepeda, con quien había roto un año antes, fue la última persona que la vio con vida.

Enfrentando cadena perpetua, ha insistido en que es inocente.

Asesinato

Los fiscales dijeron en el primer juicio que Zepeda no pudo lidiar con la ruptura de la pareja y viajó a Besancon para matar a Kurosaki en su dormitorio de estudiantes antes de arrojar el cuerpo en los bosques de la escarpada región de Jura.

Señalaron pruebas de testigos, registros telefónicos y geolocalización del auto que contrató Zepeda.

El chileno admitió haber pasado la noche con Kurosaki en diciembre, alegando que se la encontró por casualidad mientras viajaba por Francia.

Pero varios testigos informaron haber escuchado «gritos de terror» y golpes «como si alguien estuviera golpeando a otra persona», aunque ninguno llamó a la policía en ese momento.

Pero hasta el momento no se ha encontrado ningún rastro de los restos de Kurosaki.

Si bien el propio Zepeda no ha hablado públicamente sobre los hechos del caso, su padre Humberto enumeró el miércoles una serie de respuestas a las afirmaciones de la fiscalía en una entrevista con la emisora France 3.

Dijo que no hubo testigos oculares y afirmó que dos personas estaban «seguras» de haber visto a Kurosaki en diferentes lugares desde su desaparición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *