NacionalUltima Hora

Cobre, la escasez se está volviendo real

Cobre, la escasez se está volviendo real. La escasez del cobre se está volviendo más real que nunca, pese al excedente de producción actual. Por qué se espera un déficit para los próximos años.

Cobre escasez

En los últimos años, muchos analistas y expertos en minería han pronosticado déficit de cobre como resultado de la “transición energética”. Las economías más grandes del mundo se han comprometido a reducir las emisiones de carbono reduciendo su dependencia de los combustibles fósiles. La escasez sería moneda corriente.

La demanda de cobre ha estado bajo presión en 2022 en medio de tensiones políticas, una desaceleración económica en los EE. UU. y Europa y bloqueos de coronavirus en China. El metal rojo ahora cotiza a alrededor de $ 8,300 por tonelada, luego de haber disminuido su precio más del 20% desde el pico de este año en marzo.

Aún así, los cimientos de la industria del cobre se mantuvieron sólidos: la demanda aumentará a mediano plazo, mientras que la oferta puede no alcanzarlo rápidamente.

Los analistas de Goldman Sachs esperan que el precio del cobre alcance los $ 11,000 por tonelada para fines de 2023.

Glencore, uno de los productores de cobre más grandes del mundo, se ha mostrado escéptico anteriormente sobre el desarrollo de grandes proyectos nuevos, que pueden superar fácilmente el presupuesto. Otra preocupación ha sido que las nuevas minas pueden aumentar sustancialmente la oferta de cobre, lo que podría tener un efecto adverso en los precios.

En última instancia, para un comerciante, el precio suele ser más importante que los volúmenes.

Déficit enorme

Sin embargo, este enfoque ha cambiado. Glencore ahora está considerando desarrollar la mina gigante El Pachón en Argentina desde cero. El director ejecutivo de Glencore, Gary Nagle, pronostica un «déficit enorme» de cobre, que puede alcanzar los 50 millones de toneladas acumuladas entre 2022 y 2030, lo que se hace eco de las predicciones de los analistas alcistas de la industria. Si bien la oferta de cobre se ajustó rápidamente al crecimiento de la demanda en el pasado, «esta vez va a ser un poco diferente», dijo Nagle a principios de este mes.

Incluso ahora, a pesar de las preocupaciones sobre una recesión mundial, el equilibrio entre la oferta y la demanda sigue siendo ajustado. Los inventarios de cobre en las bolsas internacionales de productos básicos se mantienen en niveles récord, equivalentes a solo unos pocos días de consumo mundial.

Según el Grupo de Estudio Internacional del Cobre (ICSG), solo dos minas de cobre importantes se pusieron en funcionamiento entre 2017 y 2021. Las nuevas minas tardan muchos años en construirse.

Actualmente, dos proyectos totalmente nuevos, Kamoa Kakula de Ivanhoe Mines en la República Democrática del Congo (RDC) y la mina Quellaveco de Anglo American en Perú están aumentando la producción, pero el crecimiento de la producción de estos nuevos proyectos coincide con los problemas operativos de las minas existentes.

Chile

En Chile, el mayor productor de cobre del mundo, se prevé que la producción disminuya un 5,8% este año, según estimaciones del gobierno. La empresa estatal chilena Codelco, la minera de cobre más grande del mundo, dijo que la producción cayó en los primeros nueve meses de 2022 y seguirá disminuyendo el próximo año debido a leyes de mineral más pobres. Este mes, el gobierno de Panamá ordenó a First Quantum Minerals de Canadá que detuviera las operaciones en su mina de cobre Cobre Panamá luego de no llegar a un acuerdo sobre las regalías en virtud de un nuevo contrato. En Perú, las protestas de la comunidad local están interrumpiendo la producción y los envíos de cobre.

En Rusia, el proyecto gigante Udokan Сopper comenzará a producir en 2023 con una capacidad anual de 135.000 toneladas de cobre. Con más de 26 millones de toneladas de reservas de cobre, Udokan es uno de los depósitos de cobre más grandes del mundo. Ubicada en el Lejano Oriente de Rusia, cerca de la frontera con China, está en una posición ideal para enviar el metal a China, que representa más de la mitad del consumo mundial de cobre. Si bien Europa está retrasando algunos de sus proyectos de energía verde debido a los problemas económicos causados por los precios más altos del petróleo y el gas, China está en camino de lograr emisiones netas cero para 2060.

China ya es el mayor productor mundial de vehículos eléctricos, paneles solares y baterías eléctricas. Los planes de desarrollo del país incluyen impulsar la capacidad de energía renovable y aumentar la participación de los vehículos eléctricos en las ventas totales de automóviles. Estas iniciativas requerirán cantidades adicionales de cobre, y Udokan, ubicado en la proximidad geográfica de China, está listo para satisfacer esta creciente demanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *