NacionalÚltimas Noticias

México, venezolanos apenas sobreviven en Ciudad Juárez

México, venezolanos apenas sobreviven en Ciudad Juárez. Venezolanos se unen para sobrevivir en Ciudad Juárez, en la frontera de México con Estados Unidos, huyendo del «sueño» socialista.

México venezolanos Ciudad Juárez

Grupos de migrantes venezolanos se niegan a renunciar al sueño americano en un callejón del norte de Ciudad Juárez con vista al Río Grande, en la frontera de México.

Con frío y hambre, los miembros del grupo le cuentan a un equipo de televisión holandés visitante sobre su viaje de 2,000 millas hasta la frontera entre Estados Unidos y México y cómo han sobrevivido durante meses en una tierra extranjera.

Hermano, compartimos todo. Nos ayudamos mutuamente. Si uno de nosotros tiene comida, todos comemos”, dijo Omar, un ciudadano venezolano que no logró llegar a la frontera antes de que el gobierno de EE. UU. cambiara en octubre sus políticas sobre cómo los ciudadanos de ese país sudamericano pueden solicitar asilo.

Varios de los familiares de Omar pudieron entregarse a los agentes de inmigración estadounidenses en el muro fronterizo de El Paso, Texas. Fueron puestos en libertad condicional con avisos para comparecer en la corte de inmigración cuando los llamaran para iniciar un proceso judicial que podría durar años. Ahora están en las ciudades de la costa este, comenzando una nueva vida.

Omar se enteró de que necesita conseguir un patrocinador en los EE. UU. y usar una aplicación de teléfono celular llamada CBP One para presentar una solicitud de asilo. Pero tiene problemas para usar la aplicación y, al igual que otros miembros del grupo, se pregunta si una expulsión anterior de los Estados Unidos bajo la regla de salud pública del Título 42 afectará su solicitud.

“Nuestra familia no está con nosotros […] Prácticamente todos están allá. Estoy solo. Pero ahora, en este lugar, esta es mi familia”, dijo Omar esta semana, refiriéndose a la media docena de migrantes que lo rodean.

Empleos

A una cuadra de distancia, otro grupo de venezolanos se apresuró a lavar los parabrisas de los autos detenidos con la esperanza de que los automovilistas compartieran monedas sueltas.

Los funcionarios de Juárez dijeron que están luchando para convencer a muchos venezolanos de que duerman en refugios para su propia protección, particularmente dadas las bajas temperaturas nocturnas.

Los migrantes dicen que no es tan fácil. Los refugios cerca del Río Grande están llenos. Sus operadores solo admiten mujeres y niños, dijeron.

Ervin, parte del grupo de Omar, mostró a los periodistas un lugar en el callejón de tierra donde los venezolanos se acostaban sobre cartones o trapos por la noche, cubriéndose con mantas donadas.

“Es difícil dormir en la calle”, dijo. “Y luego la policía no te deja en paz”.

En las últimas semanas, las autoridades de Juárez han instado a los venezolanos a mantenerse alejados de las intersecciones para que no sean atropellados por automóviles. También han respondido a las quejas de algunos comerciantes en zonas turísticas.

Los venezolanos pueden mudarse, tal vez a otra esquina de la calle, pero son reemplazados por un nuevo grupo, dijo Santiago González Reyes, jefe de la Oficina de Derechos Humanos de Juárez.

También está el tema de Juárez, una ciudad con una de las tasas de homicidios más altas del mundo y donde los migrantes son el objetivo de contrabandistas y secuestradores, según defensores de los inmigrantes estadounidenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *