NacionalUltima Hora

Smartpay, financiación digital del consumo vía banca abierta

Smartpay, financiación digital del consumo vía banca abierta. Fintech japonesa Smartpay es la primera en lanzar la siguiente fase de la financiación digital del consumo a través de la banca abierta.

Financiación digital

Smartpay Bank Direct es el primer servicio de financiación digital para al consumidor de Japón que permite a los clientes pagar compras a plazos en línea directamente desde sus cuentas bancarias. El sistema hace hincapié en la seguridad del usuario al tiempo que ofrece comodidad para el consumidor, a través de una red de 67 bancos asociados en todo Japón. Así, se transforma en la primera empresa financiera de consumo digital de Japón que utiliza el sistema bancario abierto.

Fundada en junio de 2021 por profesionales experimentados de la industria que anteriormente habían ocupado puestos de liderazgo en Instagram, Standard Chartered Bank, Facebook, Stripe, Adyen y Mastercard en las regiones de Asia Pacífico, Medio Oriente y África del Norte (MENA).

El equipo fundador ha trabajado en pagos digitales, banca y tecnología financiera, lo que le brinda a la empresa el talento adecuado para transformar el panorama del consumidor digital para usuarios que buscan productos financieros y soluciones de pago confiables. También tienen experiencia de trabajo con reguladores y bancos centrales, lo cual es crucial al construir un ecosistema financiero.

App

La aplicación de Smartpay ha recibido una amplia aceptación por parte de los consumidores y comerciantes que prefieren pagos digitale sin complicaciones, lo que respalda la transformación de una sociedad basada en efectivo en una sociedad digital.

La estrategia de la empresa se construyó en dos fases. La primera se centró en la inclusión financiera y ayudar a aquellos que no tienen acceso al crédito a unirse a la economía digital. También resolvió el problema del uso de efectivo y creó una plataforma y un ecosistema para avanzar hacia un sistema de pago sin papel que sería más eficiente.

Ahora pasa a la financiación del consumo digital, que se centra en apuntar a usuarios de ingresos medios y altos y ofrecerles soluciones financieras inteligentes que sean seguras, convenientes, rápidas y que creen valor real para todo el ecosistema.

El fundador y director general de Smartpay, Sam Ahmed , dijo: «Creemos que estamos impulsando la financiación del consumo digital a la siguiente fase de su madurez. ‘Compre ahora, pague después’ ha tenido que crecer desde la perspectiva de un modelo de negocio, rentabilidad y valor para el consumidor proposición».

Altos ingresos

Los consumidores de altos ingresos que desean ampliar su flujo de efectivo mensual con herramientas inteligentes de gestión de flujo de efectivo en el punto de compra digital, y que desean tener un mejor control sobre sus gastos mensuales, han sido más receptivos a las soluciones digitales de Smartpay.

Al dirigirse a este segmento de la sociedad, la unidad económica funciona bien, ya que se trata de clientes de alto valor y bajo riesgo con un valor de transacción promedio de USD 200, tasas de préstamos morosos (NPL) de menos del 1 % y que desean evitar una mala calificación crediticia y falta de pago de las obligaciones de la deuda.

La tasa de repetición mensual de estos consumidores ya ha alcanzado aproximadamente el 20%.

Expansion

Si bien actualmente el enfoque está en los mercados de Japón, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, en el mediano plazo, mirará hacia Singapur, Corea del Sur, Taiwán y otros mercados en el sudeste asiático y MENA.

Lo que diferencia a Smartpay de otras empresas fintech es que trabaja con los bancos heredados existentes en lugar de contra ellos. Los bancos establecidos han sido interrumpidos por empresas de transformación digital financiera que han tomado los detalles y datos relevantes de sus clientes.

Finalmente, están los gobiernos y los reguladores que buscan ayudar a los bancos y comerciantes a acelerar su transformación digital, pero necesitan empresas tecnológicas de alta calidad que cuenten con asociaciones globales existentes y seguridad de referencia global para proteger a sus consumidores. Los reguladores quieren que la industria bancaria heredada también se beneficie de la transformación digital y avance hacia una sociedad sin efectivo.

Compre ahora, pague después

La empresa lleva tres años analizando el éxito de «compre ahora, pague después» en mercados homogéneos y construyendo sistemas que serán escalables y comercialmente sostenibles. Sus equipos de ingeniería y productos han creado los elementos necesarios para el éxito sostenido de la financiación al consumo. Estos conocimientos incluyen centrarse en el consumidor correcto y vincularlo con el comerciante más adecuado.

Hay señales claras de que los gobiernos necesitan ayuda para cumplir con su agenda para una sociedad sin efectivo y quieren ayudar a sus bancos heredados a recuperar parte de su poder y experimentar una transformación digital.

Sin embargo, estos gobiernos solo querrían trabajar con empresas que hayan diseñado, construido y ejecutado soluciones tecnológicas de alta calidad, con reconocimiento global de los actores clave del ecosistema como Adyen, Stripe y Shopify.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *