TikTok Shop, nuevo canal para la moda rápida. Cómo funciona el nuevo método de TikTok Shop para conquistar a los amantes de la moda con sus videos y la amenaza de una nueva vía.

TikTok Shop moda

Por Oketa Zogi-Shala

Se pueden encontrar muchas personas que vuelcan su pasión por la moda y ahí está TikTok Shop para ofrecerse coo intermediario.

Si está del lado de la moda de TikTok, lo más probable es que se haya encontrado con un desarrollo reciente en la aplicación: TikTok Shop. A diferencia de Shein, ni siquiera tiene que salir de la aplicación para comprar los productos que se promocionan. La tienda ha sido etiquetada como «QVC para Gen Z», y los especialistas en marketing admiten que esta es una forma de «plantar esa semilla de ventas impulsadas por la urgencia porque el tiempo podría agotarse».

Dada la naturaleza ineludible de la tienda, con videos en vivo que promocionan ropa a la venta después de cada cinco TikToks, decidí unirme a ellos. Busqué más información sobre los artículos a la venta y comenté: «¿Qué tan sostenible es la ropa?» y “¿están hechos éticamente?”.

Inicialmente, solo me ignoraban; finalmente me silenciaron. No me ignoraban porque no podían ver mis comentarios, sino porque no querían responder las preguntas. Cuando me desplacé por la tienda @KatchMe para comprobar el material de las prendas, me quedó claro por qué no querían responder a mis preguntas. Todos los productos en los que hice clic decían que el material era poliéster. El poliéster está hecho de plástico que no es biodegradable; Anualmente se utilizan 70 millones de barriles de petróleo para producirlo. El daño no se detiene en la compra de una prenda de poliéster. Cada lavado de una prenda de poliéster libera microfibras de plástico, que ingresan a nuestras vías fluviales y pueden dañar la vida marina.

Medio ambiente estropeado

Otra cuenta con la que me encontré, y me silenciaron, fue @MikeandNikia. Como era de esperar, sus prendas estaban compuestas predominantemente de poliéster y viscosa. Este último, como el poliéster, tiene sus propios problemas ambientales. Para crear viscosa, se deben talar 150 millones de árboles cada año. Luego se usa disulfuro de carbono para eliminar la celulosa. Este es un químico extremadamente tóxico que no solo afecta el medio ambiente, sino también a los trabajadores que lo manejan, y la exposición está relacionada con condiciones de salud como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

La realidad condenatoria es que el impacto ambiental y humano de estas tiendas no está en la mente del comprador. Al garantizar que el comprador pueda vincular su tarjeta a su cuenta y que no tenga que salir de la aplicación, TikTok ha hecho que las transacciones sean más sencillas y fluidas que nunca.

TikTok presenta la tienda como un ganar-ganar. Los compradores pueden acceder a lo que parecen ser productos baratos, como resultado de precios reducidos, paquetes y obsequios. Los vendedores pueden conservar la mayor parte de sus ingresos, con una comisión de TikTok del 1,8 % durante los primeros 90 días y del 5 % a partir de entonces. En realidad, la tienda es un perder-perder. Los compradores reciben productos que no tienen una vida útil prolongada, mientras que los vendedores confían en las malas condiciones laborales y el daño al medio ambiente para llenar sus bolsillos.

TikTok ya ha logrado controlar nuestra capacidad de atención. No solo están satisfechos con los usuarios que dedican 197,8 millones de horas al día a su aplicación. Ahora, TikTok se está abriendo paso cada vez más en nuestras billeteras. Las ventas relámpago, los vales y los obsequios están diseñados para captar tanto nuestra atención como el dinero que tanto nos costó ganar, lo que tiene repercusiones que se extienden mucho más allá de la industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *