Nacional

Tribunal de New York confirmó millonaria multa contra Trump por no responder a una citación fiscal

Un tribunal de apelaciones de Nueva York confirmó las sanciones contra el expresidente Donald Trump por un total de $110,000 por no responder a una citación del fiscal general del estado para obtener documentos.

Trump apeló una orden del juez del estado de Nueva York Arthur Engoron, quien el año pasado ordenó que Trump fuera sancionado con $10,000 por día por no cumplir con una citación de diciembre de 2021 como parte de la investigación del estado sobre las finanzas de la Organización Trump.

En una breve decisión el martes, un panel de tres jueces dijo que la sanción financiera “fue un ejercicio adecuado del poder discrecional de la corte y no fue excesiva ni impropia, bajo las circunstancias particulares”.

La sanción fue la primera, de las que resultaron ser muchas, que enfrentan Trump, o sus abogados, por parte de los jueces.

“Una vez más, los tribunales han dictaminado que Donald Trump no está por encima de la ley. Durante años, trató de detener y frustrar nuestra investigación legal sobre sus transacciones financieras, pero la decisión de hoy envía un mensaje claro de que hay consecuencias por abusar del sistema legal. No seremos intimidados ni disuadidos de buscar justicia”, dijo la fiscal general de Nueva York, Letitia James.

La Organización Trump no pudo ser contactada de inmediato para hacer comentarios.

La oficina del fiscal general pidió sanciones después de meses de retraso. La abogada de Trump, Alina Habba, dijo en ese momento que habían buscado y no encontraron documentos para proporcionar a los investigadores además de los 10 entregados previamente por la Organización Trump.

Engoron lo calificó como una respuesta “repetitiva” y dijo que el abogado no abordó si el equipo de Trump había buscado en archivadores, calendarios y otros registros.

En la orden escrita, Engoron escribió que Trump “desobedeció deliberadamente” su orden anterior de cumplir con la citación de documentos, y dijo que el incumplimiento del expresidente perjudicó la investigación civil que está llevando a cabo James.

El fallo de desacato se levantó más tarde después de que Trump firmara una declaración jurada en la que declaraba que ya no tenía teléfonos celulares y que había autorizado a sus abogados a registrar sus propiedades.

Posteriormente, los abogados firmaron declaraciones juradas que describían sus búsquedas e intentos de comunicarse con los exasistentes de Trump.

James demandó a Trump, sus tres hijos mayores y la Organización Trump en septiembre alegando que se involucraron en un fraude de una década y engañaron a prestamistas, aseguradoras y otros para su beneficio personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *