(VIDEO) “Cero respeto, cero gestión”: Funcionarios del GORE protestan contra gobernadora Naranjo

La tarde de este martes, bajo el lema ‘cero respeto, cero gestión’, funcionarios del Gobierno Regional protagonizaron una protesta en contra de la Gobernadora Krist Naranjo. La manifestación se llevó a cabo durante una nueva sesión del Consejo Regional en el Salón Gabriel González Videla.

La protesta es una respuesta a las decisiones tomadas por la gobernadora, entre las que se incluyen despidos y cambios de unidad que afectan directamente a los trabajadores. La serie de despidos y reubicaciones de personal ha llevado a los funcionarios a cuestionar la gestión de la gobernadora y a demandar respeto por sus derechos laborales.

La semana pasada, la dinámica interna del gobierno regional fue nuevamente sacudida por un nuevo despido, lo que elevó a 19 el número total de trabajadores desvinculados durante el mandato de la gobernadora Naranjo. En esta ocasión, el despido público fue del jefe de Administración y Finanzas, Álvaro Tapia, generando un ambiente de inseguridad laboral entre los funcionarios.

Además, se produjo un cambio de funciones de Diego Herrera, un empleado con 20 años de experiencia profesional que se desempeñaba en el Departamento de Gestión y Finanzas. Este cambio, sumado a la serie de despidos, ha desencadenado una crisis laboral sin precedentes en el Gobierno Regional, lo que ha llevado a los trabajadores a exigir la salida de la gobernadora.

Durante la sesión del Consejo Regional, los funcionarios ingresaron con el objetivo de poder dialogar con la autoridad regional. A pesar de este intento, y pese a la solicitud de algunos consejeros, la autoridad no les concedió la palabra. La gobernadora Naranjo justificó su decisión alegando que ya se había establecido una reunión con los trabajadores a las 13 horas, a la cual no asistieron.

Esta negativa de la gobernadora provocó críticas por parte de los Consejeros Regionales (CORE) y de los funcionarios. A pesar de las protestas, la gobernadora mantuvo su postura e incluso solicitó la intervención de Carabineros para controlar la situación.

El conflicto laboral en el gobierno regional ha generado un ambiente de tensión y descontento entre los funcionarios, quienes exigen respeto por sus derechos laborales y una gestión más transparente y justa. La serie de despidos y cambios de unidad ha llevado a los trabajadores a cuestionar la gestión de la gobernadora, mientras que la negativa de la autoridad a dialogar durante la sesión del consejo ha exacerbado aún más la situación.

La crisis laboral en el Gobierno Regional es un ejemplo de las tensiones que pueden surgir en el ámbito laboral cuando los trabajadores perciben que sus derechos están siendo vulnerados. La situación actual subraya la importancia del diálogo constructivo y el respeto por los derechos laborales en cualquier entorno de trabajo.

Mientras tanto, la gobernadora Naranjo enfrenta una creciente presión para abordar las preocupaciones de los trabajadores y para explorar soluciones que satisfagan tanto las necesidades del gobierno regional como las de su personal. La gobernadora, por su parte, mantiene que las decisiones tomadas son en beneficio de la gestión del Gobierno Regional y que se ha dado la oportunidad de dialogar con los trabajadores.

No obstante, la falta de acuerdo y el aumento de las tensiones indican que el conflicto está lejos de resolverse. La situación actual en el Gobierno Regional es un recordatorio de la importancia de una gestión respetuosa y considerada, y de cómo las decisiones de la administración pueden tener un impacto significativo en la moral y el bienestar de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *