Nacional

La oportunidad del Open Finance para Chile

Es un hecho que, durante los últimos años, la necesidad de avanzar en temas de innovación, nuevas propuestas de valor y procesos más ágiles, se ha vuelto una necesidad cada vez más exigente.

Así mismo, en un mundo que ha virado a un modelo casi 100% digital, la seguridad se ha convertido en un factor crucial para garantizar la confianza del cliente.

En este nuevo contexto irrumpe el Open Finance: la tecnología y la regulación se unen para permitir que los clientes puedan compartir, de manera segura, su información bancaria, de seguros, de su empresa de la luz o el gas, entre otras, con cualquier entidad que busque ofrecerle un producto o servicio más ajustado a sus necesidades. 

El intercambio eficiente de información, sobre todo la financiera, que logre unir y consolidar diferentes fuentes en un solo lugar, así como identificar el caso de negocio que permita maximizar la explotación de esta información, es lo que muchas empresas están persiguiendo para reposicionarse y competir en el mercado.

Pero… ¿Cómo va a cambiar el mercado el Open Finance? Existen muchas preguntas e inquietudes sobre este nuevo paradigma, pero si revisamos en detalle los beneficios que trae consigo, nos daremos cuenta de cómo el Open Finance resuelve muchas problemáticas que hemos venido arrastrando, no solo en el mercado financiero, sino también en el resto de sectores.

El Open Finance comprende tres ejes fundamentales que se basan en:

  • Apertura de datos: regulaciones y mercado han impulsado el acceso a ingentes cantidades de datos que antes se encontraban en grandes silos sectoriales.

  • Generación de ecosistemas: la generación de nuevos modelos de negocio se concibe en gran parte gracias a las colaboraciones con terceros.

  • Innovación: cualquier vector de innovación que se apalanque en el dato y en llegar a acuerdos con terceros, tanto de negocio como tecnológicos.

El Open Finance en sí se trata de un cambio a nivel global en constante crecimiento, con diferentes alcances de apertura de datos, obligatoriedad de exposición de la información, estándares de conectividad o elementos de seguridad y autenticación de clientes.

Y lo más interesante, introduce una gran variedad de casos de uso de negocio que tendrán aplicabilidad según el tipo de entidad, región y segmento de clientes.

En Minsait, una compañía de Indra, especializada en innovación y transformación digital, disponemos de una unidad especializada en Open Business – ya que tenemos un enfoque multisectorial – con capacidades de consultoría y tecnología, además de soluciones propias “Open”, para abordar el reto del Open Finance desde la ideación hasta la ejecución de los proyectos.

En definitiva, podemos decir que somos la “ventanilla única” para lanzar una iniciativa de esta tipología.

El recorrido de Minsait Open Business comenzó en 2015, acompañando a entidades pioneras en Europa que comenzaban a lanzar estrategias “Open”, para innovar y reposicionarse en el mercado.

Entre el 2016 y 2019 acompañamos a numerosas entidades a cumplir con la regulación en UK y Europa, al mismo tiempo que dábamos soporte en el desarrollo de estrategias de negocio.

Durante este periodo también dimos el salto a Latinoamérica para replicar este acompañamiento regulatorio, – con un papel muy activo con los órganos reguladores de cada país – y de negocio, en países como México, Brasil, y más recientemente en Colombia, Chile, Perú y Ecuador.

En 2020 abrimos nuestro ámbito de actuación al desarrollar proyectos en sectores como: seguros –  Open Insurance -, sector “wealth” o inversiones, e incluso otros sectores como energía, consumo, retail, turismo y segmentos nicho, dando nombre al propósito y ámbito de nuestra Unidad de Open Business.

El momento de mercado para Chile es apasionante y la Ley Fintech de Chile, nacida a finales de 2022, es una gran noticia ya que introduce las reglas y mecanismos necesarios para que esta ola de innovación se consolide a nivel industria, tal y como ya ha ocurrido en UK, Europa y en el mercado brasileño – siendo, por cierto, un gran caso de éxito a nivel global.

En una primera fase veremos evolucionar al sector financiero – bancos, entidades de crédito, aseguradoras -, y en un tiempo no lejano, al resto de sectores, que, con grandes volúmenes de datos y clientes, se subirán al carro de este movimiento para aprovechar los grandes beneficios que aporta. Y si no, al tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *