febrero 4, 2023

Revisa las recomendaciones para padres y madres

El anuncio de la llegada de un hijo es un momento de felicidad único para los padres, quienes comienzan a soñar y planificar inmediatamente el día del nacimiento.

Sin embargo, la mayoría no se prepara para un parto prematuro, pese a que se estima que 15 millones de bebés nacen así cada año en el mundo.

En tanto, América Latina es la tercera región del mundo con mayor índice de nacimientos prematuros, alcanzando un 9.8%.

Este 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Prematuro, fecha en la que se busca concientizar sobre los desafíos enfrentados por los recién nacidos y sus familiares.

Si bien la mayoría de los niños se recuperan y llegan a sus casas, para sus padres este arribo anticipado genera un impacto emocional que también necesita de apoyo y cuidados.

Huggies, marca de cuidado infantil de Kimberly-Clark, a través de su plataforma masabrazos.com, ofrece contenidos con una serie de temáticas para apoyar a los padres que enfrentan el cuidado de un hijo prematuro.

Mientras que las recomendaciones se centran en fomentar el desarrollo saludable del bebé, también los padres podrán encontrar consejos para superar el estrés y desgaste emocional de este delicado momento.

Relatos de madres, padres y especialistas muestran que tener un bebé en la UTI Neonatal genera miedo y preocupación en los padres que, en ese momento, concentran todos los esfuerzos y atención en el bebé. Por otro lado, cuidar de la salud mental de la mamá y del papá es también un cuidado con el niño”, dice la directora de marketing Kimberly-Clark Chile, Eugenia Nieva.

Cinco recomendaciones para que los padres aborden un nacimiento prematuro

1.- Conversar

Según los especialistas, hay muchos beneficios cuando madres y padres conversan sobre este momento. Compartir las angustias y la inseguridad de tener un hijo en la UTI Neonatal ayuda a la familia a enfrentar y disminuir los impactos emocionales, los traumas y la depresión.

  1. Autocuidado

Equivocarse, estar nervioso o inseguro es completamente normal en este proceso. Lo importante es saber buscar ayuda a tiempo. Los padres necesitan estar bien para acompañar al bebé en el periodo de internación y luego del alta del hospital.

3.- Preguntar

Seguramente surgirán muchas preguntas respecto de los cuidados especiales del bebé prematuro, especialmente durante las primeras semanas. Ya que las visitas al pediatra serán frecuentes, los padres puedes aprovechar de preguntar al especialista todas sus dudas respecto de alimentación, sueño, desarrollo y cuidados.

Anota las preguntas para que no se te olvide ninguna en el momento de la cita. Puedes encontrar un listado de preguntas sugeridas aquí.

4.- Fomentar la conexión con el bebé

El contacto piel a piel desde los primeros minutos de vida, la lactancia exclusiva y la atención básica en lo que se refiere a infecciones y enfermedades respiratorias, mitigan posibles problemas relacionados al nacimiento prematuro, y contribuyen a la conexión emocional especialmente entre las mamás y los bebés.

5.- Ser prácticos

El cuidado del bebé prematuro se llevará muchas horas del día y tener todo bajo control es prácticamente imposible. Tratar de ser una super mamá o super papá sólo pondrá más presión a este nuevo escenario. No exigirse demasiado ayudará a tener tiempo para descansar y recuperar energías. Hacer la vida más fácil se va aprendiendo con el tiempo, con experiencias y errores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *