La trastienda de bullado CORE: Gobernadora llama a Carabineros para desalojar a funcionarios

Gobernadora regional Krist Naranjo se enfrenta a crecientes protestas de funcionarios del gobierno regional que se sienten descontentos con la gestión de la funcionaria. En una manifestación reciente durante una sesión del Consejo Regional, los funcionarios se agruparon bajo el lema “cero respeto, cero gestión”, expresando su insatisfacción ante las decisiones recientes de la gobernadora, incluyendo despidos y cambios de unidad sin justificación.

Estas acciones, según argumentan los funcionarios, han creado una atmósfera de tensión dentro del organismo. La semana pasada, una nueva desvinculación sacudió a los funcionarios, desencadenando una nueva ola de protestas. A pesar del malestar, los protestantes mantuvieron el orden y la calma durante la reciente manifestación, lo que llevó a la gobernadora a llamar a los Carabineros (policía) para desalojar la sala.

Algunos consejeros regionales calificaron la reacción de la gobernadora como “exagerada” o “ridícula”, argumentando que el personal policial debería estar disponible para otros asuntos. En este contexto, Manuel Barraza, presidente de la Nueva Asociación de Funcionarios del Gobierno Regional, señaló que la situación laboral no ha cambiado desde el año pasado, ni siquiera en términos de buenas intenciones.

Barraza afirmó que continuarán con las protestas, destacando que los funcionarios están preocupados por sus colegas que están pasando por un mal momento debido a las decisiones de la gobernadora. “Hay varios con licencia profesional y eso no es bueno porque si uno los viera como los conoció antes y como están ahora, son otras personas. Eso es preocupante”, enfatizó.

Barraza, quien ha trabajado en la administración pública durante casi 47 años, señaló que nunca había presenciado una situación como la actual. Pese a las crecientes tensiones, los funcionarios seguirán cumpliendo con sus tareas, ya que su trabajo es para la ciudadanía.

El presidente del gremio también hizo un llamado a los parlamentarios para que intervengan en la situación, señalando que, aunque los empleados no pueden remover a la gobernadora, los parlamentarios sí pueden hacerlo. Sin embargo, hasta ahora nadie se ha acercado para dialogar o escuchar sus preocupaciones.

Por su parte, Beatriz Hidalgo, secretaria del gremio de funcionarios del gobierno regional, reveló que les citaron a una reunión con 30 minutos de anticipación, donde se les pidió que presentaran sus peticiones para deponer las manifestaciones. Según Hidalgo, enviaron sus peticiones, pero no recibieron respuesta y, por tanto, las protestas continúan.

Posteriormente, la gobernadora regional Krist Naranjo afirmó que los funcionarios del gremio se habían negado a reunirse y a escuchar propuestas, cerrando así el diálogo. Naranjo también sugirió que podría haber un sesgo político en las manifestaciones. “A diferencia de la otra asociación de funcionarios con quienes tenemos un diálogo abierto y podemos llegar a buenos resultados”, puntualizó.

La tensión continua entre la gobernadora y los funcionarios del gobierno regional pone de manifiesto la necesidad de un diálogo abierto y constructivo para resolver los conflictos laborales. A medida que las protestas continúan, la necesidad de una solución efectiva se vuelve cada vez más evidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *